martes, 11 de diciembre de 2007

LA AGRICULTURA EN INGLATERRA

Acabamos de ver cómo los Países Bajos jugaron un papel destacado dentro de la agricultura de la Edad Moderna. Sin embargo, es la agricultura inglesa de esta etapa la que inspiró el término de “Revolución Agrícola” del siglo XVIII.


La agricultura de Inglaterra se hallaba sujeta a un clima húmedo pero relativamente suave. Se desarrollan nuevos cultivos: la patata, la zanahoria, la col, ... En el norte de la isla, los cultivos eran principalmente cerealísticos, especialmente de centeno, aunque también se cultivaban judías en rotación.


El sistema de cultivo más utilizado fue el de “infield-outfield” (campos próximos – campos lejanos). En los campos próximos se cultivaba cebada, avena y legumbres, formando ciclos de rotaciones bienales, trienales y cuatrienales. Los campos lejanos se reservaban para la avena mientras se alcanzase un alto rendimiento, y después se dejaba para pastos.


Aunque también desarrolló la desecación de tierras, Inglaterra va a optar por modificar la disposición de la propiedad de la tierra, con el fin de conseguir rendimientos mayores. Para ello se realizarán los llamados “Enclosures”, cercamientos que sustituyeron el clásico paisaje de "openfields" o campos abiertos. Los “Enclosures”, junto con la confiscación de propiedades de las comunidades monásticas suprimidas tras la Reforma, introdujeron un aumento de la extensión de las grandes propiedades y una variación en las relaciones entre terratenientes y campesinos. La sociedad rural tendió hacia una estructura de tres niveles:

1) los terratenientes propietarios de su tierra
2) los agricultores arrendatarios que cultivaban tierras sin poseerlas
3) los trabajadores agrícolas que no tenían tierra alguna.


También la venta de estas propiedades modificó en gran medida la estructura agraria y social de Inglaterra. El aumento de los precios y de la producción, hicieron que la vieja aristocracia más que comprar, vendiera las tierras. Así surgió un nuevo tipo de clase social denominada “gentry” , formada por propietarios sin título de nobleza que consiguieron enriquecerse gracias a la llegada de la nueva burguesía capitalista y a la suerte de unos pocos campesinos que consiguieron una buena cantidad de tierra.


Sin embargo, la crisis de 1640 y las guerras civiles, además de producir un aumento de la carga fiscal, hizo que los precios oscilaran hasta caer a finales del siglo XVII. Un gran número de pequeños propietarios de tierras se trasladó a las ciudades, dejando sus explotaciones en manos de arrendatarios, y muchos terratenientes comenzaron a expansionar sus propiedades mediante la adquisición de explotaciones campesinas.
Este es el principio del proceso de disolución gradual del campesinado inglés, el cual se manifestaría ya en la segunda mitad del siglo XVIII desembocando en la Revolución Agrícola de Inglaterra.
De Maddalena, Aldo, “La Europa rural (1500-1750)”, en Historia Económica de Europa (2) Siglos XVI y XVII, Carlo M. Cipolla, ed. Barcelona 1979
- www.artehistoria.jcyl.es
- es.wikipedia.org
Ana B.

2 comentarios:

Miriam Alcaraz Madrid dijo...

Me ha servido mucho para mi trabajo de Ciencias Sociales y Geografía.
Muy buena información. :D

Miriam Alcaraz Madrid dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.